Lunes de récords

 El Camerino es una sala muy poco lineal con un montón de trabajo en paralelo y suele premiar a los grupos grandes que saben cooperar. Pero estos tres veteranos de Casa del Relojero se vieron sobrados para salir a hombros con un tiempazo de 47:44. Por su buen hacer y su técnica escapista entran en el selecto club de discípulos aventajados de Dexter Blake capaces de resolver El Camerino en menos de 50 minutos y a tan solo cinco del récord absoluto. Un aplauso para ellos!

Share on facebook
Share on twitter